Saddest pie ever

Two weeks ago, a friend of mine came to Lund. One day, she asked me which movies I cried to. I answered that I didn’t remembered anyone (in fact, I didn’t).

Today, while I was watching the last episode (1×06) of True Blood, I remember that conversation because there is one of the saddest scenes I’ve ever watched. And it’s quite funny, because it’s just Anna Paquin eating half a pie. I won’t say anything else, because I don’t want to spoil the episode.

No More Pie
No More Pie

To my friend.

Tweets del 17-02-2008

El fin de Heroes Volume I.

Esta semana tiene una parte buena y una parte mala. La parte buena es que por fin se ha llegado al desenlace de la primera temporada. Cierra muchos cabos, pero abre unos cuantos (directo al volumen 2, generaciones). Por otro lado, tendremos que esperar hasta septiembre (fecha prevista, a día de hoy, el 24) para la segunda temporada.

Aquí os dejo un trailer (creo que amateur) del primer volumen. Por cierto, contiene spoilers.

Salvad John Doe

Atención a la jugada que voy a realizar para encadenar Blade con John Doe (la serie). En Blade: Trinity aparece Dominic Purcell el cual, a parte de aparecer en Prision Break y Equilibrium (una excelente película mezcla de 1984 y The Matrix no estrenada en nuestro país), es protagonista de la serie que nos ocupa.
Esta serie trata sobre un hombre que aparece desnudo en una isla sin recordar nada (absolutamente nada) de su pasado. Pero a parte de eso, lo sabe todo. Cuántos huecos tiene una pelota de golf, cuál es el ISBN de un libro, etc. En cada episodio ayuda a la policía en la resolución de un caso aunque poco a poco va tomando forma el transfondo de la serie.

Si el argumento hace la boca agua, ver la serie ni os cuento. Lástima que se cancelase al final de la primera temporada. Aunque para intentar subsanarlo está la petición online para que se vuelva a poner John Doe.

Nación Vampírica: Decadencia

Hoy he visto el último capítulo de la serie Blade que, curiosamente, cuanto menos sale el protagonista, mejor es el episodio. Bien, en este último episodio, levantan a un vampiro por el cuello y se ve cómo se… ¿ahoga? ¿Un vampiro ahogándose? ¿Cómo se va a ahogar un ser que no está vivo (aunque tampoco esté muerto)?

A parte de que la serie tiene un gran problema llamado Blade (sí, creo que es una de las pocas series donde el protagonista sobra, y de qué manera), la intriga de la política vampírica está bastante bien, aunque personalmente le hubiese metido un poco más (por supuesto, quitando a Blade y dejando como protagonista a Marcus, el malo malísimo).