Demotivator

Demotivator: todo lo contrario a un cartel motivacional. He aquí unos ejemplos.

Blasfemia

Blasfemia: Una entrada para el Infierno nunca había sido más divertido.

Houdini.

Houdini: Empezó joven.

Cristianismo

Cristianismo: La creencia de que un zombie judío cósmico que fue su propio padre puede hacer vivir para siempre si tú, simbólicamente, te comes su carne y le dices telepáticamente que le aceptas como su maestro, para que pueda quitar una fuerza maligna de tu alma que está presenta en la humanidad porque una serpiente parlante convenció a una mujer salida de una costilla de que comiese de un árbol mágico… sí, tiene sentido.

Ser positivo.

Ser positivo: Puede ser lo peor que ocurra.

Vía: Stunning Sunday || Demotivator Blog

Tweets del 14-02-2008

Tweets del 13-02-2008

No quiero registrarme.

Se ha vuelto muy común en internet que, si quieres algo de una página web un poco diferente a echar un vistazo (ya sea ver un topic del foro, ya sea descargarse algún archivo de la página) te pide que te registres. Al final, acabas hasta el culo de registrarte y de rellenar las casillitas de CanalMail.

Una primera solución viene dada por MierdaMail, un servicio que te crea una cuenta gratuita de correo que se borra a los quince minutos, ideal para esos registros obligados que después te llenan de spam la cuenta. Es una solución válida, pues te libra del spam, pero no te libra de la molestia de tener que registrarte.

En este último caso, llega al rescate BugMeNot, un servicio en el que introduces la URL de la página a la que deseamos acceder y mostrará, si tiene, registros válidos. Además, te permite ir “votando” a aquellas que te funcionan y las que no, así como añadir nuevas para que la gente las pueda usar. Lo malo de este método es lo de siempre: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Y seguramente habrá gente que no lo aproveche de manera lógica.

Juegos “diferentes”.

Otra vez, gracias a StumbleUpon, he llegado a tres juegos nuevos, muy interesantes.

Acrobots.

En principio son tres ¿trípodes? pero puedes aumentar el número y ver cómo se conectan y desconectan entre sí.. Además se le puede dar color, girar el recuadro (con el correspondiente cambio de gravedad), y la scrollbar, que aún no sé muy bien para qué sirve.

Cuidado, que además de “estúpido” es adictivo.

Feed The Head.

Este es el más raro de los tres. Se trata de ir descubriendo efectos en una cabeza, como quitarle la nariz, hacerle llorar, etc. El que menos me ha gustado, la verdad.

Levers.

Uno de mis favoritos. Tienes una balanza de la que tienes que ir colgando objetos. Sospecho que según se van nivelando es cuando van cayendo más, pero no lo puedo asegurar. A partir de que salga la casita de pájaros tiene más gracia, pues éstos van nivelando y desnivelando, a su vez, la balanza. Muy entretenido, aunque se hace un poco pesado el tener que esperar tanto a la siguiente pieza.