Nación vampírica: Decadencia. Segunda parte.

Si ya hablábamos de la decadencia de la nación vampírica, ahora lo hacemos por otra razón: Eurovisión. Suiza presenta a DJ Bobo con su canción Vampires are alive. ¿Y por qué la decadencia? Fácil, todo el mundo sabe que los vampiros son no muertos, lo cual no significa que estén vivos. En fin, la ignorancia se encuentra incluso entre los vampiros, quién lo diría, aunque, ¿qué podíamos esperar de alguien que hace unos años cantaba una canción titulada Chihuahua?

Aquí el videoclip:

Mucha jeta.

Hoy he estado trasteando con la opción WishList de Amazon y, ya que estaba, pues me he decidido a hacerla pública (podéis ver el enlace en la barra lateral, abajo del todo). Además, para esas cosas que no se pueden comprar en Amazon, he creado una sección en el blog, la podéis ver al lado de Principal, en la barra superior. Así que, cuando queráis hacerme un regalo, no os tendréis que matar a pensar, que ya ha habido alguna persona que me lo ha recriminado ;-).

Amor, te digo amor y suena diferente.

Amor que pronunciado en eso se convierte. Dice la canción de Miguel Bosé. Pero hay canciones de amor más bonitas.

Empecemos con Camela, ese gran grupo que tiene el mismo don que Café Quijano, todas las canciones son iguales, excepto por la letra. No, no, no me malinterpretéis. Conseguir no confundirse es un gran logro. En este caso, os traigo el temazo Cuando zarpa el amor. Por el título podéis averiguar dónde está ambientado el videoclip. Sí, en el oeste, cual película spaghittera de Bud Spencer (preferiblemente con Terence Hill). Por supuesto, no podía faltar el videoclip. Helo aquí:

A destacar que la chica cante mientras lleva el pañuelo (amarillo impoluto) de bandida (o fuorilegge, el cual debe conseguir matar al sceriffo [chiste sólo válido para gente que conozca el Bang]).

Por otra parte, tenemos al dúo (casi incestuoso diría yo) de Pinpinela (sí, con n, la norma general de m antes de p y de b). En este caso, la canción trata sobre que la otra, la amante se rebela y harta de las largas del jeta, le da un ultimátum. En cuanto al videoclip, el director no se quebró mucho la cabeza, pero personalmente, no creo que se pudiese hacer mucho más… excepto disfrazarles de vaqueros. Aquí el videoclip:

Por otra parte, para los nostálgicos, la versión reggaeton (o como se escriba ese subgénero musical que nunca debió existir) del archiconocido Olvida y pega la vuelta:

Por último, una canción de amor… a Cristo. En este caso, dedicado a Zasz, el cual, en su amplia sabiduría, no conocía la versión original de este tema del padre Jony:

Por último, el videoclip de la canción que da título a esta entrada:

Mi Mac.

He aquí una serie de programas que he probado para MacOS X.

Adium: mensajería. Sin duda, el mejor de su categoría, aunque a Rosa
no le guste por no tener soporte para WebCam (mira entre los extras,
tal vez haya algo). Pero sin duda, es lo que hay entre los extras lo
que más me gusta. La posibilidad de tener como icono a Duck Yoda, o
Duck Vader, o a Mr. T (o incluso un palantir), y el resto de cosas
modificables (o tuneables, como le gusta decir ahora a la gente) es
increíble. Me gusta, me gusta y me gusta. Es un QCHSE.

CocoaMySQL: Si tenéis una base de datos MySQL instalada en vuestra
máquina (o includo en una remota) os lo recomiendo. Es extremadamente
intuitivo. Me encanta su preciosa GUI (Interfaz Gráfica de Usuario).
Si lo tuyo son las bases de datos, esto es otro QCHSE.

Compresores (Stuffit y UnrarX): Bueno, no están mal. Les queda mucho
por mejorar, pero para abrir los comprimidos están bien.

Deeper: Un programita con unas cuantas configuraciones “ocultas” del
MacOS X. Muy, muy útil si estás hasta el culo del efecto aladino (me
gusta más el efecto sorbido). Esto es un QCHSE. Lo malo es que pesa
casi un mega. Personalmente demasiado para lo que hace.

Flash Video Downloader: Descarga en formato flv los vídeos de los
sitios más famosos de internet (YouTube, GoogleVideo, aunque no lo he
probado con ZappInternet). Indispensable para un adecto al YouTube
como yo.

flv_viewer_0.4.osx: Sirve para ver los vídeos descargados con el
programa anterior. Simplón, pero cumple su función.

iCal: Como dice el anuncio “I’m loving it”. No es un QCHSE, porque ya lo tenéis.

iStumbler: Aún por probar. Ya os lo contaré.

iSync: Me encanta sincronizar mi agenda y mi iCal con mi móvil. ¿A
quién no le he hecho el truco de hacer una foto con el portátil y
meterla en mi móvil? También lo tenéis de fábrica.

Microsoft Office 2004: Que lo diga Alba, que es la que lo usa.

NetBeans: Un buen IDE (Entorno de Desarrollo Integrado) para Java
(también para C/C++ y tal vez con más plug-ins para más lenguajes). No
está mal, pero carece de interés para los no programadores.

Parallels: Que este lo cuente Scientia, que es la que ha conseguido
hacerlo funcionar.

QuickSilver: No me extraña que haya gente que diga que un Mac sin
QuickSilver no es un Mac. Como SpotLight, pero mejor. Con mil y un
plug-ins. Puedes redimensionar una imagen, abrir una aplicación,
enviar un archivo por correo, etc. todo desde teclado (no, sin
terminal, con interfaz gráfica). El mayor QCHSE de todos.

Skim: Personalmente el Adobe Acrobat Reader no me gusta. Es muy lento
y pesado. Skim es rápido, me ofrece todo lo que quiero y además me
deja redondear y poner notitas, como si lo tuviese impreso. Es un
QCHSE en toda regla.

Sniper: “Editor” de imágenes. Orientado para ver tus fotos de Flickr
y, dicen, también subirlas. Aún no lo he probado a fondo.

TextMate: De pago, pero increíble. Integración con Subversion, miles
de snippets, y un sin fin de cosas que aún tengo que probar. Un buen
editor de texto plano. Sólo un QCHSE si necesitas un buen editor de
texto plano.

Twitterrific: Una más que buena aplicación para ver tus “tweets” y
añadir más a tu “hoja de servicio”. Un QCHSE si te gusta Twitter.

Queda para otra ocasión el comentario de i-Installer y de MacPorts.

I’m sorry

Hola a todos:

He de pediros disculpas por mi retraso (no, no estoy embarazado de gemelos). En este tiempo, ha habido novedades: cambio temporal de casa, nuevo portátil (sí, sí, nuevo portátil, ya os hablaré de él), nueva enfermedad (sí, todo nuevo, qué se le va a hacer), nuevo brote de alergia. En fin, alegría y alegría por doquier.

Pero ahora que he descubierto que TextMate postea en mi blog… uy, temed chicos temed.

En fin, que Serabe ha vuelto, y esta vez, para quedarse.

Saludos.